Tecnología en la atención primaria: ¿aliada o adversaria?

La rapidez con la que estas innovaciones han llegado puede dejarnos atónitos, pero ¿realmente están mejorando nuestra práctica médica o nos estamos perdiendo algo crucial?